OMS concluye que es innecesaria una tercera vacuna contra covid-19

Indican que las vacunas actuales otorgan 95% de protección contra la forma más grave del covid, sin embargo, no descartan que se pueda aplicar este refuerzo extra para personas con VIH. 

 
Lima, Perú.- La controversia, sobre la posibilidad de recurrir a una tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19, queda zanjada luego que un grupo de expertos de la FDA (la administración de alimentos y medicamentos de Estados Unidos) y la Organización Mundial de la Salud concluyera que no hay pruebas contundentes de que sea necesaria una dosis extra. 

Este era uno de los pedidos que, a nivel local, exigía a mediados de agosto el Colegio Médico del Perú, para el personal de salud que se encuentra en la primera línea de batalla contra el virus y más ante la aparición de la variante delta en territorio nacional. El Ministerio de Salud respondió que se evaluará la solicitud, de acuerdo a la evidencia científica que se presentase en los días siguientes. ¿Tomarán en cuenta esta conclusión de la OMS? 

El estudio, que se publicó ayer en la revista especializada The Lancet, indica que a partir de los análisis de verificaron que las vacunas con la que se cuentan en estos momentos en el mundo entero son, hasta el momento, “altamente efectivas contra la enfermedad grave”, incluyendo las que son fruto de las variantes más peligrosas 

Los resultados arrojaron que las dosis actuales alcanzan una eficacia del 95% contra la enfermedad grave, tanto por la variante delta como por la alfa, y de un 80% contra el contagio por cualquiera de ellas. En todos los tipos de vacunas y variantes, la protección es incluso mayor contra la enfermedad grave respecto a la leve. 

“Tomados en su conjunto, los estudios disponibles no aportan pruebas creíbles de que esté habiendo un declive sustancial de la protección contra la enfermedad grave, que es el principal objetivo de la vacunación”, expresó una de las autoras del estudio, Ana María Henao-Restrepo. 

No obstante, los expertos involucrados en la investigación deslizan la posibilidad de que sí necesiten un tercer refuerzo las personas con sistemas inmunes comprometidos, tal es el caso de las personas con VIH. En todo caso, de aprobarse la inoculación de una tercera dosis, deberá tratarse de una vacuna especialmente diseñada para enfrentarse a las variantes dominates del virus, como es el caso de la delta. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí