Covid-19 Perú: Más de 13 mil personas se habrían reinfectado en la pandemia

Preocupación por incremento en casos de reinfección de coronavirus en el Perú - Conexión Vida
Preocupación por incremento en casos de reinfección de coronavirus en el Perú - Conexión Vida

Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades alerta que las personas que tuvieron covid-19 volvieron a recaer después de 170 días (en promedio) y la cifra va en aumento desde enero, teniendo su pico más alto en marzo. Adultos, entre 30 y 59 años, acumulan el 68 % de casos.

Escribe: Renato Arana Conde – Conexión Vida 

Lima, Perú.- Si usted tuvo covid-19, y sobrevivió para contarlo, no se confíe. El haber contraído el coronavirus no garantizaría inmunidad a largo plazo, de acuerdo a un informe del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades. El documento, dirigido al Ministerio de Salud, alerta que se ha detectado 13 mil 845 posibles casos de reinfección a nivel nacional, desde el inicio de la pandemia hasta el 2 de abril de este año.

Solo 170 días, en promedio, transcurrieron entre la primera y la segunda infección con sus respectivos síntomas, según advierte el informe, y en 713 casos este tiempo se redujo a apenas 90 días.

La información obtenida del Sistema Integrado para Covid-19 (Siscovid), el Instituto Nacional de Salud (INS) y el Sistema de información de laboratorios (Netlab2) revela que los más proclives a recaer son los adultos entre los 30 y 59 años (68.3 %), seguido por jóvenes de 18 a 29 años (19.9 %). Curiosamente, los adultos mayores solo representan el 11.1 % de los casos. Y, al parecer, las defensas naturales tras superar el covid-19 no tendrían una total garantía. Síntomas como tos, dolor de cabeza y garganta se manifestaron con mayor intensidad durante la recaída. La mortalidad en la segunda infección aumentó en 3.5 %.

Para el infectólogo y experto en salud pública, Hugo Manrique, el covid-19 –como el resto de infecciones respiratorias crónicas– provocan en el organismo una inmunidad natural que suele ser breve, de ahí que la sabiduría popular hable de “resfriarse” con frecuencia, a veces, con tres a cinco episodios por año.

“Hasta la fecha los científicos no se ponen de acuerdo en el tiempo promedio que esta supuesta inmunidad natural puede proteger de una nueva infección. Ojo, no confundamos con la persistencia anticuerpos IgG que pueden ser detectados más allá de seis meses en algunas personas, y que permiten una reactividad a las pruebas rápidas serológicas, pero no necesariamente protegen al individuo de una nueva infección”, aclara Manrique en diálogo con Conexión Vida.

 

Infografía dinámica elaborada por Conexión Vida

REINFECCIONES EN ALZA POR DÉBIL RESPUESTA ESTATAL
Lo alarmante es que si bien, desde agosto del año pasado, el número de las reinfecciones no superaban ni los 100 casos mensuales –al punto que el entonces viceministro de Salud, Luis Suárez, afirmaba en octubre que estas no constituían un problema de salud pública–, es a partir de enero, con la llegada de la segunda ola, que la tendencia se dispara. El punto más alto se registra a fines de marzo con 1600 reportes. ¿Por qué justo en esta segunda ola?

“Una nueva reinfección es más posible si se trata de una nueva cepa o variante, pero también puede ocurrir con la cepa que atacó la primera vez. Si bien es necesaria una vigilancia epidemiológica, habría que examinar la capacidad de un país para hacer posible ese proceso”, explica el infectólogo peruano.

Las regiones que deberían estar bajo vigilancia, de acuerdo al documento son Lima y Callao que concentra el 56.7 % de las probables reinfecciones (7771 casos), seguidos por Ancash con 3.8 % y Cajamarca, 3.6 %. Ante esto, el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades recomienda al Ministerio de Salud fortalecer el sistema de vigilancia epidemiológica para identificar a tiempo los casos sospechosos o probables de reinfección por covid.-19.

Descarga el documento completo aquí 

“En medio de una de las peores respuestas nacionales (con un Estado sumamente debilitado, con ausencia de un liderazgo político), ponerse a vigilar si hay o no reinfecciones puede resultar en un esfuerzo fallido que distraerá los débiles esfuerzos para disminuir la cantidad de nuevas infecciones, para atender a las personas que requieren soporte en un hospital y disminuir la tremenda carga de muerte”, cuestiona Hugo Manrique.

Mientras solo haya acceso a la vacuna para el personal de salud y adultos mayores (hasta fines de julio de acuerdo al presidente Francisco Sagasti), los ya conocidos protocolos sanitarios, son menester para evitar nuevas recaídas para el resto de peruanos. Advertidos estamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí