Diez regiones vuelven al confinamiento por segunda ola

Cuarentena será del 31 de enero hasta el 14 de febrero, anunció hoy presidente Sagasti. Solo operarán centros de abastecimientos de alimentos al 40% de aforo, se suspenden viajes interprovinciales por vía aérea y terrestre. Experto en salud pública indica que medidas serán un fracaso si no se ofrece asistencia social a más pobres en esos 15 días de confinamiento

Lima, Perú.- El presidente Francisco Sagasti anunció esta noche que se volverá a cuarentena en diez regiones del país, del 31 de enero hasta el 14 de febrero, tras el aumento de muertes por Covid-19 en la segunda ola de la pandemia.

En Ancash, Pasco, Huanuco, Juni, Huancavelica, Ica, Apurimac, Lima Provincia, Lima Metropolitana y Callao, regiones consideradas en nivel extremo limitarán todas las actividades que impliquen desplazamientos fuera de la casa, excepto los centros de abastecimientos de productos básicos que deberán atender con un aforo del 40%.

Los restaurantes ofrecerán servicio delivery, asimismo se suspende el transporte terrestre y aéreo interprovincial. Se mantendrá las restricciones para los vuelos internacionales procedentes de Europa y Brasil, continente y país vecino donde se ha detectado nuevas variantes de coronavirus con mayor capacidad de contagio y letalidad.

Cabe resaltar que, a diferencia de la primera cuarentena de 2020, el mandatario no informó de ningún medio de apoyo económico para las familias más pobres en estos quince días de confinamiento.

Sagasti también anunció que si bien no hay fecha confirmada para el primer millón de vacunas Sinopharm (que proclamó a inicios de año que llegarían para antes de fin de mes), el proceso de vacunación se iniciaría en febrero. Indicó que su gestión ha enviado a Sinopharm dos contratos para provisión de medio millón y de millón y medio de dosis en febrero y marzo de este año.

“Soy un hombre de ciencia, creo en los avances de la humanidad, y seré uno de los primeros en vacunarme”, expresó Sagasti en su mensaje a la nación.

“Se han demorado en tomar medidas”

Para el coordinador nacional de Forosalud, Luis Lazo, se trata de un conjunto de medidas muy duras que se han tomado tardíamente tras actuar pasivamente en las semanas previas al repunte enorme de casos de infecciones por el virus. “Ha esperado demasiado el gobierno. Pusieron por delante a la economía por consideración al empresariado al no generar confinamiento (a fines de año) y evitar una nueva parálisis económica. Y ahora que hemos llegado a un nivel alto de contagios, que se les escapa de las manos la pandemia, generan un confinamiento duro”, declaró Lazo a Conexión Vida.

También criticó la ausencia de apoyo social para los sectores más deprimidos en este nuevo confinamiento por lo que se debería tomar acciones inmediatas de asistencia (mediante bonos o comedores populares) antes del 31 de enero para paliar los 15 días de cuarentena en estas diez regiones.

“De no ser así, estas medidas de restricciones por la cuarentena van a resultar un fracaso porque la gente no acatará por la necesidad económica. El 70% de la población económicamente activa no tiene empleo formal y su 40% son las que viven del ‘día a día’, si no salen a trabajar ese día no comen”, explico el experto en salud pública.

Sobre la adquisición de vacunas, Lazo también calificó de lento el accionar de la gestión Sagasti: “El anuncio de compras para febrero y marzo son solo fórmulas documentarias de contratos. Falta todo el proceso de negociación, el pago, el envío. Estamos muy lentos. Ahora la empresa privada ofrece al Ministerio de Salud tres millones de vacuna, eso es consecuencia de la inoperancia de los funcionarios del Minsa, la Cancillería y demás involucrados”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí